Un paseo por el Museo del Romanticismo de Madrid

El museo del Romanticismo de Madrid esconde muchos secretos y curiosidades del siglo XIX.

Fue abierto en 1924 por su fundador, el marqués Benigno de Ia Vega-Inclán. El palacete que se centra en la cotidianidad de la alta burguesía del momento no deja indiferente a nadie por su espíritu recargado de emociones, la pasión por lo artístico y el ambiente que transporta directamente a un pasado más cercano de lo que creemos.

Poco conocemos este inestable siglo más allá de las guerras napoleónicas de forma general, sin embargo, fueron cien años cargados de todo tipo de impresionantes periodos históricos, políticos, científicos, culturales y artísticos.

Desfile militar ante el Congreso de los Diputados con motivo del triunfo de la Gloriosa (Revolución de 1868 también llamada ‘Septembrina’ por su inicio en el mes de septiembre). Sigüenza Chavarrieta, Joaquín.

En concreto, el Museo del Romanticismo – C/ San Mateo 13, metro Tribunal y Alonso Martínez – hace hincapié en la experiencia española de este siglo XIX, que estuvo protagonizado por los enfrentamientos entre liberales y absolutistas, los reinados de Fernando VII e Isabel II y el primer periodo democrático de España durante el Sexenio Democrático – construido a raíz de la Revolución de 1868 – hasta la vuelta de los Borbones con la Restauración, un largo espacio de tiempo todo ello que estuvo lleno de pronunciamientos militares, revueltas populares y la pérdida de colonias españolas tanto en América Latina como en Asia. En medio de todo ese ajetreo, de ese crisol de vidas llenas de esperanzas y sufrimientos, ha quedado el Museo del Romanticismo como un templo del ayer, de nuestro pasado contemporáneo más reciente.

De visita obligada, en él podremos encontrar todo tipo de cuestiones relacionadas con todo el universo del Romanticismo, un movimiento cultural que anteponía las pasiones, la melancolía, las leyendas, lo lejano, el estudio de la historia y la libertad – entre otros pilares – a la misma realidad, en ocasiones para escapar de ella; llegando a España entre 1833 y 1868. En nuestra visita podremos ver pinturas, estampas, fotografías, mobiliario, dibujos y todo tipo de objetos y prendas curiosas que nos acercarán a este momento tan interesante como olvidado.

Si quieres dar un paseo por el tiempo, descubre el siglo XIX, imprescindible para entender el XXI, conocer nuestra identidad y hacer un alto en el camino para echar la vista atrás, al más puro estilo romántico.

Salas I – V

Salas VI-XIII

Salas XIV-XXIV

Salas XXVI-XXVI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s