El Valle de los Caídos: historia y memoria

En la Comunidad de Madrid se levanta el Valle de los Caídos, un monumento mandado construir por el dictador Francisco Franco en la España de después de la Guerra Civil (1936-1939).

El propio dictador decidió donde tendría emplazamiento el complejo arquitectónico que supervisaría con detalle. Solía acudir a hacer supervisiones e incluso sin avisar. Llegó a dibujar un primer boceto de la cruz que finalmente fue desechado por la complejidad de su construcción.

El objetivo de dicho monumento era ensalzar a los caídos en la Guerra Civil, inicialmente solo los del bando nacional. Su localización se encuentra en el valle de Cuelgamuros, en la madrileña sierra de Guadarrama. El diario ABC lo contaba así “Un día figuróse que había dado con lo que precisaba (…) Por fin, el Risco de la Nava, a tres kilómetros de El Escorial, le pareció apropiado en todos los órdenes: hermosura del sitio, magnitud, aspecto imponente y bravío, que recoge el ánimo a la meditación, mas no le afemina, cercanía de Madrid y fácil acceso”.

El 1 de abril de 1940, un Decreto sienta lo que será el Valle como “lugar de meditación y de reposo en que las generaciones futuras rindan tributo de admiración a los que les legaron una España mejor” firmado por el propio Franco.

En ese mismo año, se inicia la construcción, pensada para acabarse en poco más de un año, pero las obras se alargaron hasta 19 años después para terminar finalmente la obra, ya que los retoques y rectificaciones del edificio fueron decenas encargados por el propio Caudillo.

La obra costó 1.086.460.331,89 pesetas, a base de donativos particulares que Franco pidió durante la guerra para ganarla. El dinero fue un problema para costear el piramidal proyecto y por ello se decidió que los fondos recaudados por la lotería de cada 5 de mayo serían destinados a sufragar los gastos económicos.

El periodo desolador, de hambre, miseria y ruina de la posguerra hizo que esta obra fuera motivo de atención de centenares de obreros que veían una oportunidad laboral para salir adelante en la nueva España autoritaria. Entre los trabajadores de las cercanías de la sierra de Guadarrama fue común trabajar en el Valle bajo las órdenes del primer director Pedro Muguruza.

Hacia finales de 1942, a los obreros y empleados libremente contratados se les van a incorporar poco a poco presos políticos que llenaban las cárceles abarrotadas en España. El preso redimía un día o más por cada jornada diaria trabajada, el escritor Daniel Sueiro afirma que se llegaban a conceder hasta cinco días de redención por uno de trabajo. Ello ocurrió a iniciativa de las empresas privadas en función de la ley de redenciones por el trabajo, quienes con la bendición del régimen se autorizó utilizar presos para la construcción.

Las empresas dividieron la zona de trabajo en tres destacamentos: el monasterio, el que trabajaba en el risco y la cripta y el que construía la carretera de acceso. De 2.000 operarios al menos 1.000 fueron presos que reducían sus penas picando piedra ya que no existían tuneladoras ni nada parecido, llegando a trabajar incluso menores de edad como el preso Andrés Iniesta detenido con 16 años, cuyo delito era ser hijo de un alcalde socialista.

Tario Rubio, uno de los supervivientes que empezó a trabajar el 14 de diciembre de 1942 aseguró en 2009 que “solamente recuerdo una cosa, que había muchas piedras y cuando el vigilante no veía nos meábamos en el barreno para que al mojar la dinamita no explotara, era boicot”.

El estado cobraba a las empresas 10 pesetas con 50 por el alquiler de cada preso pero el recluso solamente llegaba a cobrar 50 céntimos de peseta que les pagaban al final de la semana en un ambiente de represión y miedo donde los vigilantes contaban a los presos cada 3 horas.

El preso Andrés Iniesta asegura que comían todos los días almortas (una especie de garbanzo que crecían dentro de vainas) con carne, siendo la carne los gusanos que albergaban las almortas; ello a pesar del presupuesto destinado a una alimentación más variada, que según se denuncia fue revendido de  estraperlo o mercado negro. A esta penosa alimentación se le añadían pagos de horas extras que se destinaban a comprar comida bajando a la cantina.

El Valle tiene historias terribles de trabajos esclavizados por llenar el estómago al final de la jornada, con enfermedades de higiene en las chabolas de las familias trabajadoras, muertes por el descontrol de la inexistente seguridad laboral e incluso fugas como las del preso Sánchez-Albornoz (hijo de Claudio Sánchez-Albornoz Presidente de la República Española durante el exilio).

El director Muguruza cae enfermo y le sustituye Diego Méndez, continuando las obras, en las cuales, en los años 50, ya terminaban los presos de purgar sus penas aplicadas por tribunales de la dictadura y comenzaban a ser muchos de ellos obreros contratados libremente por las empresas que se dedicaban a la construcción del Valle.

La enorme cruz resalta la intención de trascender en el tiempo que tenía el monumento del dictador, fueron empleados 25 millones de metros cúbicos de hormigón armado, 44 millones de metros cúbicos de arena, 15 millones de toneladas de cemento y  800 toneladas de  hierro solo para ella. Los estudios de la época apuntaban a que resistiría durante 1.000 años.

La cruz tiene 9 estatuas de monumentales proporciones, la piedad, los 4 evangelistas (siendo Juan mandado recortar sus barbas por orden del dictador) y las 4 virtudes cardinales: la justicia, fortaleza, prudencia y templanza.

El Gobierno de Franco pretende que se trasladen los caídos del bando nacional pero ante algunas negativas de las familias e inconvenientes internos se decide que se traigan los restos de ambos bandos.

Las cifras oficiales de la Abadía marcan 33.847 cadáveres inhumados, sin embargo el propio Abad señala que quizás haya más de 60.000 personas porque todos los cálculos se realizaron a la baja.

El 1 de abril de 1959 se inaugura definitivamente el complejo con la hospedería, la abadía y la basílica. El día anterior se trasladan los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española e importante figura teórica dentro de la dictadura. Más de 40.000 personas asisten al acto público, concediendo el régimen el día libre a los trabajadores para poder asistir.

Fue el propio director Diego Méndez quien afirma que Franco le llegó a advertir que quería ser enterrado ahí, no hay ninguna referencia escrita por el dictador, los planos no indican que el Valle llegara a ser concebido como una tumba, de hecho la cripta de los restos mortales del Generalísimo se tuvieron que hacer a  última hora, desviando tuberías e instalaciones para colocar con rapidez la lápida y el difunto.

Desde entonces el mausoleo, lleno todavía de simbología del régimen franquista en comunión con la iglesia católica, ha sido un lugar de culto por el fascismo español que perduró después de la transición, recorriendo marchas y celebrando honores en memoria del Caudillo y José Antonio durante décadas. Sin embargo ningún gobierno de la actual democracia española se ha atrevido a dedicar al complejo arquitectónico alguna función distinta a la que desempeña ahora como lugar de culto y en cierta medida de apología de la dictadura.

No obstante, el 16 de octubre de 2007 el Gobierno del PSOE aprueba el proyecto de Ley de Memoria Histórica en el que establece el Valle de los Caídos como lugar exclusivo de culto religioso, despolitizando el emplazamiento, prohibiéndose además actos políticos o exaltaciones de la Guerra Civil o sus protagonistas.

En la actualidad se siguen haciendo apologías del franquismo con total impunidad especialmente cada 20 de noviembre en memoria del fallecimiento de Francisco Franco el 20 de noviembre de 1975, cada año con mayor o menor suerte de asistentes.

Es cierto que la Ley de Memoria Histórica prohíbe esta serie de actos, pero la falta de interés y medios en asuntos tan susceptibles de debate hace que generalmente los dos grandes partidos del PSOE y el PP no se adentren demasiado en cambiar absolutamente nada.

Hoy en día, una cruz enorme con los restos de un dictador, y una simbología que ensalza al franquismo no son asumibles en una sociedad libre y comprometida con su historia democrática.

El debate, de rabiosa actualidad provoca todo tipo de posiciones tanto en contra como a favor de cambiar esta realidad. Algunos expertos apuntan a ser un centro de memoria histórica, otros quieren convertirlo en un centro de estudios o lugar exclusivo de culto con su correspondiente borrado de simbología franquista.

En España hace falta todavía mucha cultura democrática y un claro compromiso con la libertad, que monumentos como el Valle no ayudan precisamente a su divulgación. Por otra parte abrir el debate de qué hacer con el mausoleo lleva consigo hacer una serie deberes pendientes de la democracia: reparar a las víctimas del franquismo, abrir un debate de la Guerra Civil, el franquismo y sus vestigios, un debate por los centenares de muertos en cunetas aún sin enterrar dignamente, un debate por limpiar definitivamente las herencias del franquismo tanto en las instituciones como en el legado material e incluso celebrar un juicio justo a torturadores y responsables del franquismo sin que tengan que venir jueces argentinos a intentarlo para vergüenza internacional, en cierto modo, creo que esta sana discusión democrática e histórica no está dispuesta a hacerla ningún partido de Gobierno hasta la fecha. No les interesa hacerla.

Quizás en algún futuro alguien pueda dar cuenta de todas estas cuestiones que parecen silenciadas desde los grandes poderes políticos y económicos, tal vez algún día se abra el debate a la calle más allá de los despachos y las cámaras políticas, para de una vez cerrar heridas con todas estas cuestiones que tratan en el fondo de sellar una paz con palabras y no con silencio como hasta ahora. El colosal Valle de los Caídos es uno de tantísimos legados materiales que existen en nuestro país en honor del bando de los vencedores de la Guerra Civil, algo que obviamente no ayuda a sacar espinas del corazón y a comprometerse con la libertad, la democracia y la defensa de los derechos humanos.

@hectorbraojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s